C/Soria 5 - 25200 Cervera - 973534445 - info@sxinformatica.net

Qué es el GLONASS y para qué se utiliza

Aunque la mayoría conocéis el significado de las siglas GPS (Global Positioning System) y para lo que se utiliza, es probable que a la hora de mirar las especificaciones de un teléfono os hayáis encontrado con otro sistema de geoposicionamiento con el que no estáis tan familiarizados: El GLONASS.

Este sistema, que lleva incluyéndose en gran cantidad de smartphones desde hace años, es bastante desconocido para el público general, aunque los beneficios que aporta pueden ser muy interesantes. Hoy intentaremos echar un poco de luz sobre una tecnología que incluyen muchos de nuestros teléfonos y que no muchos saben sobre su funcionamiento.

¿De dónde viene y qué es el GLONASS?

Las siglas Glonass provienen de Global’naya Navigatsionnaya Sputnikovaya Sistema, unas palabras que traducidas del ruso vienen a significar algo como Sistema de Navegación Global por Satélite. Así pues, este sistema no es más que el homólogo ruso del GPS.

El sistema GLONASS cuenta con un conjunto de 31 satélites en órbita, colocados a unos 19.000 km de altitud y que se comenzaron a poner en órbita en el año 1982. Este sistema empezó a ser funcional en el año 1996, aunque dada la mala situación económica del país no fue hasta 2007 que hubo suficientes satélites operativos como para dar servicio a toda Rusia.

Actualmente, al contar con 24 satélites operativos (de los 31 mencionados antes hay algunos que no lo están), el sistema GLONASS no solo se centra en Rusia sino que puede ofrecer su servicio a todo el mundo sin problema.

Además, Rusia está trabajando en mejorar esta tecnología poco a poco y está previsto que se vayan actualizando progresivamente los satélites utilizados a un nuevo modelo, el GLONASS-K.

La popularización del GLONASS

Aunque es cierto que la popularidad del GPS es superior a la del GLONASS, en los últimos años hemos visto cada vez más inclusión de este último servicio en terminales. Esto, en cierto modo, es debido a que por parte del gobierno ruso se tomaron medidas drásticas para que su servicio de posicionamiento se popularizase, amenazando con subir los impuestos a los terminales que no incluyesen su sistema de geoposicionamiento.

Pese a que puede parecer una medida un poco extrema, lo cierto es que gracias a esto la tecnología GLONASS se ha popularizado mucho últimamente y el principal beneficiario de esto es el usuario, puesto que ya no cuenta solo con un sistema de posicionamiento, sino con dos sistemas que se apoyan mutuamente.

Así pues, y gracias a esta medida, en 2010 se presentó el primer teléfono con GLONASS, siendo el propio Vladimir Putin (primer ministro de Rusia) el encargado de mostrarlo al mundo. Se trataba de un teléfono de ZTE expresamente fabricado con este fin.

¿Es realmente necesario?

Lo cierto es que muchos os preguntaréis si realmente es necesario para nosotros contar con otro sistema de geoposicionamiento más en nuestros teléfonos. Y la respuesta, probablemente, es que sí. Gracias al GLONASS podemos hacer que nuestro geoposicionamiento sea mucho mejor, algo que agradeceremos mucho en determinadas condiciones.

Como muchos sabréis, para averiguar nuestra localización el sistema GPS utiliza tres satélites que deben de localizar el dispositivo que estamos utilizando en latitud y longitud y un cuarto satélite para localizar nuestra altitud. Si en el lugar en el que nos encontramos no conseguimos que estos satélites nos localicen el servicio no estará disponible. Esto pasa demasiado a menudo y no solo en lugares recónditos.

Por tanto, el GLONASS puede servir de gran ayuda en estas situaciones, puesto que si el sistema GPS no nos localiza el teléfono podrá echar mano del GLONASS para localizarnos.

Geoposicionamiento de todos y para todos

Probablemente de aquí a unos cuantos años el número de sistemas de geoposicionamiento aumente considerablemente. Tanto la Unión Europea (Sistema Galileo) como China (Beidou) están trabajando en sistemas similares al GPS que servirán, al igual que el GLONASS, de apoyo (o incluso de sustituto) para el GPS. A los fanáticos de la privacidad esto puede parecerles alarmante pero no creo que haya a mucha gente a la que le interese nuestra localización en todo momento. Vamos, desde luego la mía no.

Bajo mi punto de vista, estas nuevas tecnologías no harán más que beneficiar al usuario, permitiendo tener una respuesta más rápida a las aplicaciones que utilizan la geolocalización como herramienta. Aun así, habrá a quien no le haga gracia alguna que existan sistemas que puedan averiguar nuestra posición. Para evitar males mayores siempre debemos tener en cuenta qué aplicaciones tenemos instaladas y saber si usan de forma fraudulenta los datos obtenidos por medio de esta tecnología. Teniendo esto no cabe duda que tanto GPS como GLONASS nos servirán de gran ayuda.

¿Qué opináis de esta tecnología?, ¿La veis como un beneficio o pensáis que los datos que brindan pueden afectar negativamente a nuestra privacidad? Pensemos que los beneficios de la geolocalización van más allá de los GPS de nuestros móviles.

Via: El Androide Libre

Comparte en tus redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page
 
Comments

No comments yet.